VALLE DE CHISTAU

de del

El valle de Chistau ocupa la cuenca del río Cinqueta que se une al Cinca en Salinas de Sin. Valle de costumbres tradicionales con elevadas cumbres que da entrada en la parte alta al Parque Natural Posets-Maladeta, un conjunto de mas de 30 cumbres que superan los 3000 m de altitud entre las que cabe destacar el Posets, de 3375 m. y el Maladeta, de 3404 m.

Está dividido en cuatro municipios:

• Gistain (1422 m), pueblo enclavado en la parte alta del valle con calles estrechas e inclinadas de construcción tradicional. Las torres defensivas de casa Tardan, de la Casa Rin y la torre de la iglesia dan un segundo nombre al pueblo: “El pueblo de las tres torres”. Destaca la artesanía de la madera y la fabricación de quesos artesanos.

• San Juan de Plan (1200 m) Los trajes y bailes tradicionales conocidos internacionalmente, sus carnavales y la forma arquitectónica de este pueblo hacen de él un lugar digno de visitar. Cabe destacar la ermita de San Mames, la antigua Casa de la Abadía, el Museo Etnológico y el Taller Textil.

• Plan (1120 m) Es el pueblo principal del valle y dispone de tiendas, panadería, farmacia, médico, una bonita iglesia recientemente restaurada y casas señoriales. Su entidad menor de Saravillo tiene exposición y venta de cerámica artesanal en los meses de verano, fabricación de quesos artesanos y la entrada al Ibon de Plan o Basa La Mora. Serveto es un original pueblo de la zona de la Comuna con iglesia muy bien conservada Señes es un pueblo deshabitado en la entrada a la pista de Cruz de Guardias.

• Por último Tella-Sin la combinación de dos antiguos ayuntamientos que se fusionaron. Sin, al que pertenece el pueblo de Sin (1218 m.) con interesantes edificios de estilo medieval. La Iglesia-museo de San Esteban -con una momia del siglo XVII-, el molino y la serrería merecen una visita; Salinas es el pueblo que da entrada al valle y cuenta con una estación de servicio y taller; San Marcial (800 m), iglesia románica original del siglo XI; Badaín iglesia con antiguos restos románicos del siglo XII y Tella, geográficamente ya en otro valle, cuenta con los pueblos de Tella (1350 m) donde está el Centro de Visitantes del Parque Nacional, el Museo de la bruja, el Museo del oso cavernario -de reciente inauguración-, la Cueva de los osos, el Dolmen megalítico y la ruta de las ermitas. Por lo anterior y por las vistas que ofrece sobre las montañas nos anima a recomendarlo como visita obligada. Revilla es un pueblo con entrada al Parque Nacional donde se puede visitar la Ruta de los Miradores, con magníficas vistas a las surgencias del río Yaga, los restos del santuario rupestre de San Lorenzo, el Circo de Gurrundué y en ocasiones se puede ver el majestuoso vuelo del quebrantahuesos; Cortalaviña, con su pequeña ermita; Hospital de Tella, Arinzué, Lamiana y Lafortunada, éste último con Centro médico 24 horas y un interesante museo de la electricidad; Miraval y Estaroniello están en una buena zona para la práctica del descenso de barrancos.